Platón, vida y obra de uno de los padres de la filosofía

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

platon_2

Platón

Platón nació en Atenas, (o en Egina, según otros, siguiendo a Favorino), probablemente el año 428 o el 427 a. c. de familia perteneciente a la aristocracia ateniense, que se reclamaba descendiente de Solón por línea directa. Su verdadero nombre era Aristocles, aunque al parecer fue llamado Platón por la anchura de sus espaldas, según recoge Diógenes Laercio en su “Vida de los filósofos ilustres”, anécdota que ha sido puesta en entredicho. Los padres de Platón fueron Aristón y Perictione, que tuvieron otros dos hijos, Adimanto y Glaucón, que aparecerán ambos como interlocutores de Sócrates en la República, y una hija, Potone. 

A la muerte de su padre, siendo niño Platón, su madre contrajo nuevas nupcias con Pirilampo, amigo de Pericles, corriendo la educación de Platón a su cargo, por lo que se supone que Platón pudo haber recibido una enseñanza propia de las tradiciones democráticas del régimen de Pericles.

En todo caso,Platón recibió la educación propia de un joven ateniense bien situado, necesaria para dedicarse de lleno a la vida política, como correspondía a alguien de su posición. Según Diógenes Laercio llegó a escribir poemas y tragedias, aunque no podamos asegurarlo. También fue discípulo del heracliteano Cratilo, noticia esta que tampoco parece posible confirmar. La vocación política de Platón está constatada por sus propias declaraciones, en la conocida carta VII; pero su realización se vio frustrada por la participación de dos parientes suyos, Cármides y Crítias, en la tiranía impuesta por Esparta luego de la guerra del Peloponeso, conocida como la de los Treinta Tiranos, y que ejerció una represión violenta y encarnizada contra los lideres de la democracia. Sin embargo, el interés político no le abandonará nunca, y se verá reflejado en una de sus obras cumbre, la República.

live

Mito de la Caverna

En el año 407, a la edad de veinte años, conoce a Sócrates, quedando admirado por la personalidad y el discurso de Sócrates, admiración que le acompañará toda la vida y que marcará el devenir filosófico de Platón. No parece probable que Platón mantuviera una relación muy intensa con el que consideró su maestro, si entendemos el término relación en su sentido más personal; sí es cierto que entendida en su sentido más teórico la hubo, y de una intensidad que raya en la dependencia. Pero también sobre su relación con Sócrates hay posiciones contradictorias. El que no estuviera presente en la muerte de Sócrates ha hecho pensar que no pertenecía al círculo íntimo de amigos de Sócrates; sin embargo, parece que sí se ofreció como aval de la multa que presumiblemente la Asamblea impondría a Sócrates, antes de que cambiara su decisión por la condena a muerte. 

En el año 399, tras la muerte de Sócrates, Platón abandona Atenas y se instala en Megara, donde residía el filósofo Euclides que había fundado una escuela socrática en dicha ciudad. Posteriormente parece que realizó viajes por Egipto y estuvo en Cirene, (noticias ambas, aunque probables, difíciles de contrastar, no habiéndose referido Platón nunca a dichos viajes, por lo que también es probable que luego de una breve estancia en Megara regresara a Atenas ) yendo posteriormente a Italia en donde encontraría a Arquitas de Tarento, quien dirigía una sociedad pitagórica, y con quien trabó amistad.

Invitado a la corte de Dionisio I, en Siracusa, se hizo amigo de Dión, que era cuñado de Dionisio, y con quien concibió la idea de poner en marcha ciertas ideas políticas sobre el buen gobierno que requerían la colaboración de Dionisio. Al parecer, las condiciones de la corte no eran las mejores para emprender tales proyectos, ejerciendo Dionisio como tirano de Siracusa; irritado por la franqueza de Platón, según la tradición, le retuvo prisionero o lo hizo vender como esclavo en Egina, entonces enemiga de Atenas, siendo rescatado finalmente por un conciudadano que lo devolvió libre a Atenas.

Vista de la Acrópolis de AtenasUna vez en Atenas, en el año 388-387, fundó la Academia, nombre que recibió por hallarse cerca del santuario dedicado al héroe Academos, especie de “Universidad” en la que se estudiaban todo tipo de ciencias, como las matemáticas (de la importancia que concedía Platón a los estudios matemáticos da cuenta la leyenda que rezaba en el frontispicio de la Academia: “que nadie entre aquí que no sepa matemáticas”), la astronomía, o la física, además de los otros saberes filosóficos y, al parecer, con una organización similar a la de las escuelas pitagóricas, lo que pudo comportar un cierto carácter secreto, o mistérico, de algunas de las doctrinas allí enseñadas. La Academia continuará ininterrumpidamente su actividad a lo largo de los siglos, pasando por distintas fases ideológicas, hasta que Justiniano decrete su cierre en el año 529 de nuestra era.

En el año 369 emprende un segundo viaje a Siracusa, invitado por Dión, esta vez a la corte de Dionisio II, hijo de Dionisio I, con el objetivo de hacerse cargo de su educación; pero los resultados no fueron mejores que con su padre; tras algunas dificultades (al parecer estaba en situación de semi-prisión) consigue abandonar Siracusa y regresar a Atenas. También Dión tuvo que refugiarse en Atenas habiéndose enemistado con Dionisio I, donde continuará la amistad con Platón. Unos años después, en el 361, y a petición de Dionisio II, vuelve a realizar un tercer viaje a Siracusa, fracasando igual que en las ocasiones anteriores, y regresando a Atenas en el año 360 donde continuó sus actividades en la Academia, siendo ganado progresivamente por la decepción y el pesimismo, lo que se refleja en sus últimas obras, hasta su muerte en el año 348-347.

 

Anuncios

Medina Azahara (Córdoba)

Etiquetas

, , , , , ,

752408

Fue mandada construir por Abderramán III como parte del programa político, económico e ideológico puesto en marcha tras la instauración del califato. Aunque existe la leyenda que fue construida para satisfacer los deseos de su favorita, curiosamente llamada Azahara (La Flor o Resplandeciente, tiene ambos significados).

Su construcción empieza en el año 936 bajo la supervisión de Maslama ben Abdallah. Sus obras se prolongaron durante 40 años.

En el 945 la corte se traslada a la ciudad y entre el 947-948 lo hace la Casa de la Moneda o Ceca.

En el 1010 la ciudad es arrasada y destruida dentro del contexto de la guerra civil o fitna que puso fin al Califato de Córdoba.

Durante la época cristiana es conocida como “Córdoba la vieja”

En los siglos posteriores fue utilizada como cantera para nuevas edificaciones de la ciudad de Córdoba.

En 1911 comenzaron los trabajos arqueológicos para recuperarla aunque hasta la actualidad sólo ha sido excavada una tercera parte de la ciudad.

En el año 1923 fue consideraba Bien de interés cultural.

El 27 de enero de 2015 fue inscrita como Patrimonio de la Humanidad.

Horario de visitas

  • De 1 de enero a 31 de marzo: 

                        De martes a sábado: De 09:00 a 18:30 horas.
                        Domingos y festivos: De 09:00 a 15:30 horas.
                        Lunes: Cerrado.

  • De 1 de abril a 15 de junio:

                      De martes a sábado: De 09:00 a 20:30 horas.
                      Domingos y festivos: De 09:00 a 15:30 horas.
                      Lunes: Cerrado.

  • De 16 de junio a 15 de septiembre:

                      De martes a sábado: De 09:00 a 15:30 horas.
                      Domingos y festivos: De 09:00 a 15:30 horas.
                      Lunes: Cerrado.

  • De 16 de septiembre a 31 de diciembre:

                     De martes a sábado: De 09:00 a 18:30 horas.
                     Domingos y festivos: De 09:00 a 15:30 horas.
                     Lunes: Cerrado.

  •  Días festivos cerrados:

1 de enero, 6 de enero,  1 de mayo,  24 de diciembre,  25 de diciembre y 31 de diciembre

Entradas
  • Precio: Gratis UE / Resto 1,50€
  • Bus Lanzadera: 2,10€ / Niños de 5-12 años: 1,50€
  • Bus diario a Medina Azahara: Incluye el servicio de LANZADERA: 8,50€ / Niños de 5-12 años: 4,25€

Visitas guiadas

1 – Visita guiada de Medina Azahara desde Córdoba

  • DURACIÓN: 3 horas aprox.
    IDIOMAS DISPONIBLES: Español e Inglés
    INCLUYE: Transporte de ida y vuelta (Córdoba – Medina Azahara), bus lanzadera, entrada al conjunto arqueológico y visita guiada.
    HORARIO: De Martes a Domingo a las 10:15H.
    PRECIO: 25€

2 – Visita guiada de Medina Azahara

  • DURACIÓN: 2 horas aprox.
    IDIOMAS DISPONIBLES: Español e Inglés.
    INCLUYE: La entrada al yacimiento, el servicio del guía oficial y el bus lanzadera.
    HORARIO: De martes a domingo a las 10:30h.
    PRECIO: 16€

3 – Visita privada de Medina Azahara

  • DURACIÓN: 4 horas aprox.
    IDIOMAS DISPONIBLES: Español, Inglés, Francés, Alemán, Italiano y Japonés.
    PRECIO:

Precio de la visita para el grupo/servicio (hasta 30 personas): 205 €

* El precio de este tipo de visita será de 254€ los Sábados y Festivos. Para más de 30 personas consultar tarifa.

**Será necesario disponer de efectivo (2,10€) para el bus-lanzadera interno de Medina Azahara. Entradas: Ciudadanos de la UE. Gratis. Resto 1,50 €

 Contacto

 

Balar, el rey de los demonios celta

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Nos desplazamos al norte de Europa, concretamente a la bella Isla Esmeralda, es decir, Irlanda. Allí nos encontramos con la mitología celta y su dios Balar. Es una historia curiosa pues tiene dos versiones y la verdad bastante diferentes entre ellas, aunque el destino de nuestro protagonista sea el mismo.

balar

Dios Balar

Balar es un dios de la familia de los fomoireos o fomoré (una serie de dioses con diferentes deformidades, por ejemplo alguno sólo disponía de una mano y un pie, otros tenían cabeza de animal, etc. excepto Elatha que era rubio y hermoso) y como tal disponía de dos ojos pero en una curiosa posición, uno en la frente como los cíclopes y el otro ojo en la parte posterior del cráneo que siempre lo mantenía cerrado ya que su mirada era mortal. Esta familia de dioses eran considerados los dioses de la muerte, lo oculto y la noche.

Versión 1

Durante la segunda batalla de Magh Tuiredh que enfrentó a los fomoré y los Tuatha de Danann (quinto grupo de habitantes de Irlanda según el “Libro de las Invasiones”) Balar asesinó con su mirada a Nuada, el rey del clan rival. Cuando se enteró de lo sucedido Lug, el Dios “supremo” de la mitología celta, quiso vengarlo y se acercó por la espalda a Balar, éste al darse cuenta intentó abrir el ojo pero Lug fue más raudo y le lanzó una piedra con su honda destrozándole el cráneo muriendo ipso facto. Da la curiosidad que Balar era el abuelo materno de Lug.

Versión 2

Según relata un cuento, un druida predijo la muerte de Balar a manos de su nieto. Balar al enterarse decidió aterrado que su única hija y descendiente, llamada Ethné, fuera aislada y encerrada en una torre inexpugnable. La torre se encontraba en la cima de una roca en la Isla de Tory y estaba custodiada por doce mujeres de forma que Ethné no tuviera conocimiento de la existencia de los hombres.

3378093_640px

Lug

Frente a la isla, en la costa irlandesa vivían tres hermanos: Gavida, Mac Samhtainn y Mac Kineely. Los dos primeros trabajaban en la fragua mientras que el tercero y más pequeño era dueño de una vaca, pero no era una vaca cualquiera. La cantidad de leche que se podía obtener de ella era tan grande que era la envidia de todos.

Balar se encaprichó con dicha vaca y no dudó ni un momento en intentar robarla. La vaca se encontraba guardada y vigilada a todas horas por uno de los hermanos en la forja familiar. Durante la vigilancia de Mac Samhtainn, Balar se acercó hasta el lugar con la excusa de pedirle una serie de herramientas al confiado hermano, mientras éste las buscaba cometió la imprudencia de dejarla en manos del dios que no desaprovechó la oportunidad para huir con la vaca hasta su isla.

Mac Kineely montó en cólera y comenzó a idear una venganza utilizando el bien más preciado del dios: su hija. Con la ayuda de un druida y un hada se presentó ante la torre donde se encontraba Ethné vestido con ropajes de mujer para pasar desapercibido ante las doce guardianas. Pidió asilo y una vez dentro el hada se encargó de dormirlas mientras el joven se dedicaba a seducir a la muchacha. Cuando despertaron descubrieron que la forastera y el hada habían desaparecido, pero la mayor sorpresa fue cuando comprobaron que Ethné  estaba encinta.

A los nueve meses la muchacha dio a luz a tres hermosos bebés ante la furia de Balar que temía que la profecía aún pudiera cumplirse. La primera medida que tomó fue decapitar a Mac Kineely y acto seguido envolver a los tres recién nacidos en una sábana y ordenar que los arrojaran a un abismo marino. Durante el viaje se soltó uno de los alfileres que sujetaban la sábana y uno de los niños cayó al mar siendo recogido por el hada que ayudó a Mac Kineely a entrar a la torre. El hada entregó el bebé a Gavida, su tío que curiosamente trabajaba para Balar.

Pasaron los años y el bebé se transformó en un prometedor aprendiz de herrero. Un día Balar se acercó a la fragua y comenzó a sacar pecho de su hazaña, el joven reconoció al instante la historia y tomando una barra que se encontraba al rojo vivo golpeó por la espalda al dios incrustándosela en el ojo de mirada mortal.

Balar cayó muerto. El joven herrero se llamaba Lug