Etiquetas

, , , , , ,

vichama ecologicoPachakamaq (Dios inca del fuego) decidió un día quizás ocioso crear al hombre y a la mujer, pero pronto se cansó de ellos y los abandonó a su suerte. Los dos pobres humanos comenzaron a pasar penurias hasta que finalmente el hombre sin fuerzas y sin nada en el estómago falleció. La mujer se vio sola y desesperada alimentándose de raíces para sobrevivir, ante tan desoladora situación dirigió su furia hacia el Sol. El astro conmovido por los sollozos de la mujer bajó a la tierra bajo un manto centelleante y con sus rayos la fecundó. Tan sólo cuatro días después la mujer dio a luz un bebé.

Pachakamaq envuelto en celos al ver que el Sol se había entrometido en su obra decidió vengarse. Espero a que el astro se marchara y en cuanto ocurrió secuestró al pobre semidios recién nacido y lo mató para despedezarlo después. La mujer imploró al Sol y Pachakamaq para evitar que le pillaran con los restos del bebé hizo un profundo hoyo y los enterró. Curiosamente comenzó a tener remordimientos y para apiadarse de la mujer hizo que de los restos enterrados empezaran a brotar alimentos; de los dientes del infante apareció el maiz, de las costillas y los huesos la yuca y así las demás frutas de la tierra.

maxresdefaultLa desdichada mujer cada vez que veía los alimentos le recordaban más y más a su hijo asesinado y su ira iba en aumento, todos los días pedía venganza al Sol y finamente le ayudó, volvió a bajar a la tierra para castigar a Pachakamaq pero consiguió esconderse en un lugar donde no llegaran los rayos de sol. El Sol apiadándose de la pobre mujer le pidió el ombligo y el cordón umbilical del infante muerto, con ello creó un nuevo niño.

Toma y envuelve en mantillas a este niño que llora y se llamará Vichama. Esta vez nadie te lo arrebatará porque yo velaré por él durante el día, y de noche lo pondré bajo custodia de la luna

La mujer crió al niño hasta que siendo ya un joven adulto decidió recorrer el mundo como su padre el Sol. Vichama estuvo mucho tiempo alejado de su madre hasta que un buen día decidió volver, para su sorpresa en su tierra natal encontró un pequeño poblado de chozas. Entró a su choza pero no había nadie, sólo encontró desconocidos en aquel extraño, para él, poblado.

hqdefaultPachakamaq aprovechando la marcha del joven mató a la ya anciana mujer descuartizándola para dar de comer a cóndores y gallinazos. Sus cabellos y huesos los escondió a orillas del mar y acto seguido se puso a crear más hombres y mujeres para poblar la tierra. En cuanto se enteró Vichama del asesinato buscó lleno de ira a Pachakamaq para vengarse, éste viendo lo que se le venía encima se encondió en el fondo del mar donde levantó su templo y permaneció para siempre.

Vichama al no encontrarlo dirigió su ira a los hombres y mujeres que Pachakamaq había creado y con la ayuda de su padre el Sol, lanzó una maldición que los convirtió en piedra. Una vez calmó sus ansias de venganza se dedicó a buscar los restos de su madre, al tercer día los encontró, los juntó, les echó un poco de arena por encima e invocó al Sol que al instante la devolvió a la vida.

caral-archaeological-site-day-trip-from-lima-in-lima-259376Vichama pidió a su padre que convirtiera las piedras en huacas, las distribuyó en la costa para que fueran objeto de culto y otras en el mar que formarian los peñones y escollos que existen en el litoral. Cada año les ofrecía láminas de plata, chicha y espiga. Más tarde le pidió otro favor a su padre, al no haber hombres le pidió que hiciera una nueva creación, éste dejó caer tres huevos: uno de oro, otro de plata y el último de cobre. Del primero salieron los kurakas y los nobles, del segundo las mujeres y del tercero los plebeyos.

Como curiosidad en Végueta (Huaura, Lima) se encuentran los restos arqueológicos de la ciudad que lleva el nombre de Vichama que data de 2800 años a.C.

 

Anuncios