Etiquetas

, , , , , ,

A mediados del siglo XIX en Estados Unidos se disparó la conocida fiebre del oro, cientos de miles de aventureros se desplazaron a la costa oeste en busca de riquezas en forma de pepitas de oro. El repentino aumento de población hizo que los recursos enseguida empezaran a escasear puesto que no podían producir al ritmo de la demanda y, como no podía ser de otra manera, la escasez de alimentos hizo que los precios se dispararan.

300px-SE_Farallon_Island

Islas Farallon

Uno de esos productos fue el huevo llegando a costar la unidad un dolar. Viendo el negocio no tardó en aparecer la picaresca, uno de esos pícaros fue un tal Robinson que en 1849 encontró “la gallina de los huevos de oro” aunque en esta ocasión más que de una gallina se trataba de un arao o pingüino volador. A tan sólo 43 km de la costa de San Francisco se encuentran las Islas Farallon  que debido a su orografia era un lugar ideal para refugiarse diversas especies como focas, tiburones blancos o nuestros protagonistas, los araos.

helgoland3

Arao común

Robinson se dedicó junto a su tripulación a saquear los nidos de estas aves puesto que el tamaño del huevo era el doble que el de una gallina, con su consiguiente valor añadido al ya de por sí excesivo precio. Fue tal el beneficio que obtuvo que creó la Farallon Egg Company y declaró aquellas islas de su propiedad. En los apenas de tres meses que duraba la temporada de “recolección” se recogían unos 500.000 huevos aproximadamente.

En 1863, David Batchelder puso rumbo a la isla con las mismas intenciones que Robinson visto el éxito del negocio. Este hecho no hizo mucha gracia a Robinson y tuvieron diversas trifulcas consiguiendo expulsar a los hombres de Batchelder de la isla. Pero no iba a ser tan simple, después de varios días de tranquilidad Batcheler y sus hombres volvieron armados a la isla para hacer frente a Robinson y los suyos, esa batalla finalizó con un hombre muerto por bando y Betchelder de nuevo huyendo.

Outofsf$eggmen-on-farallones

Recolectores de huevos en las Islas Farallon

Tras los incidentes Robinson y su compañía consiguieron la exclusividad de la isla hasta 1881 que el gobierno prohibió la recolección de huevos en las Islas Farallon, Batchelder por su parte fue considerado culpable de asesinato y encarcelado.

Se cree que entre 1850 y 1881 se recolectaron y vendieron 14 millones de huevos. Aún hoy en día la población de araos en la isla no ha podido recuperarse.

Anuncios