Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Pasadas unas fechas tan marcadas en el calendario cristiano como la Semana Santa me he decidido a escribir sobre las reliquias que son veneradas con devoción por dicha fe.

Sábana Santa

turinshroud1605217c_0

Sábana Santa

Sin duda una de las más conocidas, podemos encontrarla en la Catedral de Turín al norte de Italia. Se supone que este sudario cubrió el cuerpo de Jesucristo cuando fue enterrado y su rostro se quedó marcado en él. Es el que a más pruebas ha sido sometido y como os podéis imaginar no ha podido probarse su veracidad.

Velo de la Verónica

Se encuentra en la Basílica de San Pedro en el Vaticano, se trata del paño con el cual Santa Verónica le limpió el sudor durante la marcha del Via Crucis, la marcha durante la cual Jesús transportaba la cruz de camino al monte Calvario. Al igual que la Sábana Santa su rostro quedó impreso en el velo. No se ha podido realizar ningún estudio sobre su veracidad.

Santo Cáliz

caliz-02

Santo Cáliz

Se encuentra en la Catedral de Valencia (lo siento por los fans de Indiana Jones) y se refiere a la copa que se usó en La Última Cena. Se cree que San Pedro la llevó a Roma y desde allí pasó al Monasterio de San Juan de la Peña en Huesca. Antes de llegar a Valencia en el s.XV pasó previamente por Zaragoza y Barcelona donde sufrió algunas modificaciones. Los estudios realizados verifican que existen posibilidades que sea el verdadero por la similitud con otros cálices palestinos de la misma época.

La Santa Cruz

En esta ocasión nos referimos a la cruz en la que Jesús fue crucificado,  la tablilla en la que se podía leer INRI (Iesvs Nazarenvs Rex Ivdaeorvm o Jesús de Nazaret, Rey de los Judíos) y los clavos que se utilizaron. Se encuentran en la Basílica de la Santa Cruz de Jerusalén en Roma. Cuenta la leyenda que la cruz fue enterrada en el monte del Calvario y sobre ella se construyó un templo en honor a Venus. En el año 326 la emperatriz Elena de Constantinopla ordenó excavar hasta que apareciera, una vez encontrada se construyó  la Basílica del Santo Sepulcro en la que se guardó. A su regreso a Roma llevó con ella parte de la cruz, la tablilla y dos clavos aunque sólo llegó uno. El emperador Constantino financió la construcción de la iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén en Roma donde hoy se conservan.

Corona de Espinas

vye07drt240314photo01

Corona de Espinas

Se encuentra en la Catedral de Notre Dame en París. Es la corona de espinas con la que los romanos, a modo de burla, coronaron a Jesús como Rey de los Judíos. Su primera referencia data del s.V pero hasta el s.XI no se vuelve a saber nada cuando aparece en Constantinopla (se cree que también la pudo traer Elena de Constantinopla). Sus espinas fueron repartidas por toda Europa, el emperador Balduino II ofreció la corona a Luis IX, rey de Francia, buscando su apoyo en 1238 siendo albergada en la Santa Capilla hasta la Revolución Francesa cuando fue trasladada a su ubicación actual.

Monedas que recibió Judas

Se conservan tres en la catedral de Génova, y una en la basílica de Santa Cruz de Jerusalén, en Roma. Se refiere como os podéis imaginar a las monedas que recibió Judas por traicionar a Jesús.

Escala Santa

escalera-santa-21

Escala Santa

Se encuentra en la Basílica de San Juan de Letrán en Roma. Se refiere a las escaleras que subió Jesús en casa de Poncio Pilatos para su juicio, tiene 28 escalones y algunos fieles las suben de rodillas.

Anuncios