Etiquetas

, , , , , , , , ,

141tbi1

Ave Fénix

Hace unos meses me hice mi primer tatuaje, se trataba de un dibujo de un ave Fénix. Todo el mundo me hacía la misma pregunta: “¿Qué significado tiene ese ave?”, algunos conocían ya la leyenda de ser un pájaro que renacía de sus propias cenizas pero tiene muchas curiosidades que la gran mayoría desconoce… el Fénix  es un mito, aunque con diferentes nombres y características, que ha recorrido las grandes culturas del mundo especialmente antiguo.

En la mitología persa encontramos el Simurgh (también llamado Senmurw), considerado el Rey de los pájaros que anida en el árbol del Conocimiento desde el cual al batir sus alas esparce sus semillas. Podía vivir hasta 1700 años y cuando su hijo había crecido se autoinmulaba en una pira.

br-0502b

Feng y Long

En la cultura china existe una curiosa leyenda, la Diosa Tierra aún estaba en formación y se encarnaba en una emperatriz: Feng. Tenía la forma de un fénix y su creación estaba sumida en el caos y el desorden, por suerte para Feng existía el dragón Long que era el responsable que todo estuviera en su lugar correcto. Long estaba enamorado de Feng por lo que tenía una gran paciencia para ordenar toda la creatividad de la emperatriz. Juntos creaban un equilibrio perfecto: la creación y el orden infinito. Por ello ambos son imágenes del principio del Ying y Yang.

571px-Representation_of_the_Bennu_(1878)_-_TIMEA

Bennu

En el antiguo Egipto tomaba en nombre de Bennu y tenía forma de garza real. Estaba relacionada con el Sol, las subidas del Nilo y la muerte. Según la leyenda, Bennu se creó asimismo a partir del fuego de un árbol sagrado que ardía en el templo de Ra. Representaba la creación y la renovación, se cree que fue el origen del mito griego del Fénix.

En la India encontramos una versión local del mito, nos narra la historia de un ave capaz de vivir 500 años y que al cumplirlos y en vísperas de la primavera se inmola asimisma en un altar preparado especialmente para la ocasión por un sacerdote. Al día siguiente, desde las mismas cenizas aparece una pequeña larva que se transforma en una pequeña ave y ya en el tercer día se convierte en el mismo Fénix que se autoinmoló.

Llegamos a la cultura grecorromana y Heródoto o Plinio el Viejo nos narran la historia del ave que tras 500 años aparece en la ciudad egipcia de Heliópolis con el cuerpo de su padre muerto para depositarlo en la puerta del dios Sol.


Hay un ave, llamada fénix. Esta es la única de su especie, vive quinientos años; y cuando ha alcanzado la hora de su disolución y ha de morir, se hace un ataúd de incienso y mirra y otras especias, en el cual entra en la plenitud de su tiempo, y muere. Pero cuando la carne se descompone, es engendrada cierta larva, que se nutre de la humedad de la criatura muerta y le salen alas. Entonces, cuando ha crecido bastante, esta larva toma consigo el ataúd en que se hallan los huesos de su progenitor, y los lleva desde el país de Arabia al de Egipto, a un lugar llamado la Ciudad del Sol; y en pleno día, y a la vista de todos, volando hasta el altar del Sol, los deposita allí; y una vez hecho esto, emprende el regreso. Entonces los sacerdotes examinan los registros de los tiempos, y encuentran que ha venido cuando se han cumplido los quinientos años.


 

12112020_10207830811666800_7010814714391387947_n

Tatuaje Fénix

Incluso también aparece la figura del Fénix en el cristianismo, sin ir más lejos aparece en el Jardín del Paraíso en el momento que Adán y Eva son expulsados. El ángel que los desterró hizo saltar una chispa con su espada que fue a parar al nido de nuestro protagonista haciendo que ardiera. Afortunadamente el ave fue el único animal que se negó a probar la fruta prohibida por lo que se le concedieron diversos dones destacando entre los demás la inmortalidad al renacer de sus propias cenizas.

En México su figura aparece siempre junto a Quetzalcoatl.

 

 

Anuncios