Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Durante los siglos X al XIII en Oriente Medio existió una secta famosa por su fanatismo, por su eficacia y por sus técnicas. Sus enemigos los llamaban de forma despectiva Hassassins, Hashishitas o Hashashiy Yim que podríamos traducirlo como consumidores de hachís aunque no lo podemos afirmar al 100 %. Con el tiempo este término ha evolucionado hasta la palabra asesino que utilizamos en la actualidad.

Hassan-i-Sabbah

Hassan-i-Sabbah

Los Nizaríes o Nasri eran una rama de la secta religiosa chií-ismaelista encontrando su origen en Alborz (Irán). El principal centro de poder del ismaelismo se encontraba en El Cairo aunque en el 1090 debido a las persecuciones toman la fortaleza de Alamut (al sur del mar Caspio) guiados por el carismático Hasan-i-Sabbah. Para que os hagáis una idea de la dificultad, reseñar que Alamut nunca pudo ser tomada por el procedimiento de asedio militar. Hasan era hijo de un árabe yemení y de joven fue instruido en la quiromancia, lenguas, filosofía, astronomía y matemáticas. Fue una persona muy querida en El Cairo, Siria y en general en todo Oriente Medio.

A pesar de que su sede principal pasó a ser Alamut también poseían plazas importantes en Irán y Síria. Según cuenta Marco Polo en la fortaleza de Alamut se encontraba el “Jardín de Alá”, un bellísimo jardín en el que podíamos encontrar a las mujeres más sensuales que pudiéramos imaginar. Hasan sabía modificar como nadie la conducta humana gracias al consumo del hachís. Cuando se encontraban bajo los influjos de esta sustancia los llevaba a los jardines donde disfrutaban de todo tipo de placer carnales, una vez volvían en si creían realmente haber estado en el paraíso y no dudaban en obedecer a Hasan puesto que ésta era la única manera de volver a él.

Los hassassins formaban en grupos de seis hombres llamados “Jidawis” o “Fidawis” para ejecutar las órdenes de Hasan, normalmente asesinatos o amenazas. Eran considerados los “Templarios del Islam” ya que también estudiaban la religión fatimi.

La secta era encabezada por Hasan, llamado “El viejo de la Montaña”, los Fidawis eran los que actuaban, pero dentro de la secta estaban, por orden jerárquico, los Dais, los Refik, los Fidawis y los Lassik.

Restos de la fortaleza de Alamut

Restos de la fortaleza de Alamut

Sus acciones destacaban por su minuciosidad y su paciencia, eran capaces de estar años observando y preparando el golpe estudiando a su víctima. Su primera víctima importante fue Nizam Al-Mulk, visir del sultán selyúcida Malîk shah y la primera no musulmana fue el rey de Jerusalén Conrado de Monferrat, al que asesinaron en 1192. Se cree que intentaron asesinar a Saladino en dos ocasiones sin éxito.

En 1124 fallece Hasan-i-Sabbah y hasta mediados del siglo siguiente continúan con sus creencias y sus asesinatos selectivos pero debido a la caída del Califato fatimi de El Cairo y a las invasiones mongólicas dirigidas por Hulagu Khan (nieto de Gengis Khan) en Oriente Medio llegando a conquistar y reducir a cimientos Alamut, hace que empiece su declive. En esta época es Rukn al-Din Khurshah el considerado “Viejo de la Montaña”.

A partir de este momento en el que muchos nizaríes fueron masacrados se les pierde un poco la pista, ocultándose en pequeños grupos sobreviviendo discretamente.

Aga Khan IV

Aga Khan IV

En el s.XV hubo un relativo resurgimiento en Irán enviando misioneros a la India y Asia Central cosechando gran éxito. En la India, los nuevos nizaríes se llamarán Khodjas o Joyas. Hoy en día, el heredero de los imanes nizaríes, y jefe del ismailismo, es Shah Karim al-Hussayni, conocido como Aga Khan IV.

En la actualidad son conocidos gracias a videojuegos como la saga de “Assassins Creed” o “Broken Sword”. También surgen en novelas como “El Péndulo de Foucault” de Humberto Eco, “El libro del Edén” de Kay Meyer o “Ángeles y Demonios” de Dan Brown.

Anuncios