Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , ,

Todas las grandes civilizaciones de la historia están rodeadas de una mezcla entre realidad y fantasía en sus orígenes. No va a ser menos uno de los imperios más importantes de todos los tiempos, el romano, cuya leyenda de Rómulo y Remo es de sobras conocida: dos niños abandonados que son amamantados por una loba y que con el tiempo fundarán la ciudad eterna.

Pero, ¿Quiénes eran estos niños?, ¿De dónde provenían?, ¿Cómo llegaron a fundar una ciudad?

Eneas huyendo de Troya junto a su padre e hijo

Según el historiador romano Tito Livio, la leyenda nos narra como Eneas, uno de los héroes de la mitología helena huye junto a su familia de Troya tras la caída de ésta y como tras un duro viaje (su mujer fallece durante la huida) se refugian en la región de Lacio (actual Italia). Con el tiempo su hijo Ascanio funda la ciudad de Alba Longa a orillas del río Tiber reinando él y sus descendientes durante siglos.

Cuatro siglos después llegó el turno a Numitor y a su hermano Amulio, este último destronó al primero y para evitar futuros problemas con los descendientes de su hermano por el poder condenó a Rea Silvia, hija del destronado rey a servir como sacerdotisa de la diosa Vesta y así evitar que tuviera descendencia puesto que debía mantenerse virgen.

La loba Luperca amamantando a Rómulo y Remo

Con lo que no contaba Amulio era con la intromisión de los dioses, en especial de Marte, el dios de la guerra., éste se encaprichó con Rea Silvia y engendró en ella a dos niños mellizos (Rómulo y Remo). Cuando nacieron y para evitar que fueran asesinados los arrojaron dentro de una cesta al río Tíber que encalló en una zona pantanosa cercana a las colinas del Palatino y Capitalino. Allí fueron alimentados por la loba Luperca y un pájaro carpintero (animales sagrados de Marte, aunque en la antigua Roma la palabra lupa (loba) se utilizaba también para llamar de forma despectiva a las prostitutas). Más tarde el pastor Faustolo los encontró y los crió junto a su mujer en secreto, cuando fueron adultos les reveló su verdadera identidad con lo que decidieron acabar con Amulio y reponer a su abuelo Numitor.

Una vez su abuelo repuesto decidieron fundar su propia ciudad en la zona donde fueron amamantados por la loba, aquí empiezan las primeras desavenencias entre ellos puesto que Rómulo quería fundar Roma en el monte Palatino y Remo fundar Remoria en el monte Aventino. Decidieron que esperarían una señal de los dioses en forma de vuelo de aves, Remo vió seis buitres sobrevolando el Aventino pero por desgracia para él Rómulo vió el doble. Remo no lo aceptó de buen grado y mientras su hermano marcaba las limitaciones de la nueva ciudad se dedicó a burlarse y desafiarlo. Rómulo

Rómulo asesinando a Remo

juró que aquel de osara traspasar los límites de la ciudad sería muerto, Remo haciendo caso omiso del juramento las traspasó con desprecio, lo cual obligó a su hermano Rómulo a matarlo allí mismo. El cuerpo del hermano fallecido fue enterrado en el lugar dónde quería fundar Remoria. De esta forma Rómulo se convirtió en el primer rey de Roma, poniendo como fecha de creación de la ciudad el 21 de abril del 753 a.c.

Como curiosidades de este mito cabe destacar la similitud con otras leyendas clásicas o bíblicas, por ejemplo, el abandono en una cesta arrojada al río (Edipo, Moisés,…), una virgen dando a luz a los hijos de un dios (la virgen María en la Biblia), niños abandonados criados por un animal salvaje (el mismo dios Zeus) , etcétera.

Esta leyenda de cómo se creó la ciudad de Roma aparece en el siglo I a.c. en la epopeya La Eneida creada por Virgilio a petición de Augusto para glorificar el Imperio y mitificar su fundación al estilo griego.

Anuncios